where can i find allegra d can i buy clomid in boots can you buy phenergan boots how to purchase viagra in india where can you buy cialis
La resiliencia del diamante se debe a que es forjado bajo temperaturas que superan los mil grados centígrados

Al parecer, la resiliencia del diamante se debe a que es forjado bajo temperaturas que superan los mil grados centígrados

La resiliencia, del latín “resiliere”( rebotar) es una cualidad que en psicología se relaciona con la capacidad de superar la adversidad. Ya sea por factores genéticos o de aprendizaje, cada persona tiene un nivel diferente de resiliencia, pero la buena noticia es que también hay un factor libre, que depende de nuestra elección, y aquí voy a exponer 10 preguntas que te pueden ayudar a aumentar la resiliencia en tu vida, para poder superar las situaciones difíciles en que te encuentres con la mayor entereza posible, de forma que tu autoestima no se vea dañada, ni tu nivel de efectividad, confianza y bienestar personales. Al final, la resiliencia lo que te aporta es poder ser dueño de tu felicidad, independientemente de lo duras que sean tus circunstancias externas.

*Te recomiendo que estas preguntas te las hagas en un estado neutro, sin excesiva presión emocional o física. Elige leer este artículo cuando estés en un momento tranquilo. “En días de lluvia, mejor no hacer mudanza“.

5 preguntas para tomar consciencia de pasado y presente:

  1. ¿Qué hago cuando siento miedo, tristeza o enfado? Recuerda alguna situación del pasado en que te has sentido triste, lo más actual posible. Piensa si lo que hiciste fue aceptar tu sentimiento o huir de él; vivir la emoción o regodearte en ella; actuar o pararte; pensar en positivo o en negativo; ponerte música alegre o triste; estar con personas positivas o negativas… Analiza también si has aprendido algo de aquella ocasión, o simplemente te sentiste mal y nada más. También fíjate si ha cambiado algo: si has tomado alguna decisión aquel día (que estuviste triste, enfadado/a o con miedo…) que se haya convertido en cambio real.
  2. ¿Qué historia me cuento y me repito acerca de lo que me sucede? Está demostrado que muchas personas con estrés postraumático, por ejemplo a raíz de un accidente de tráfico, lo generan en gran medida no sólo a partir de la experiencia traumática en sí, sino tras escuchar la historia que los familiares, la prensa o los testigos del hecho les cuentan tras vivirlo. Porque la narrativa que le damos a los acontecimientos influye decisivamente en cómo nos afectan. Un claro ejemplo de ello, llevado el extremo, sería el ilustrado en la maravillosa película “La vita é bella”, donde un padre judío cuenta a su hijo los durísimos acontecimientos que viven en la Alemania nazi como si fueran una historia fantástica, y consigue que su hijo sea más feliz. Esto no significa que uno deba auto-engañarse, pero siempre se puede convertir un dolor en una prueba; un problema en una oportunidad y una dificultad en un reto.
  3. ¿Qué papel tengo en lo que me sucede? ¿Soy víctima o responsable? La mera posición en que nos colocamos respecto a lo que nos sucede determinará cómo lo vivamos y, en muchos casos incluso, lo que nos suceda. Si de antemano uno cree que es víctima de lo que la vida le depara, se somete a su propio rol y acaba por serlo. Si, por el contrario, uno siente que es capaz de afectar en su vida, es más posible que influya activamente en ella.
  4. ¿Qué tipo de afirmaciones hago tras un acontecimiento en el que lo he pasado mal, he fracasado o he tenido un conflicto? Si afirmas “verdades universales”, como por ejemplo “soy tal cosa” o “la vida es siempre tal cosa” o “la gente siempre es tal cosa”; entonces seguramente fijarás la realidad y tus experiencias futuras, condenándote y condenando a los demás y a la vida a seguir siendo como tú afirmas que son. Si, por el contrario, dices frases como “hasta ahora he sido así” o “por el momento sólo he conocido a personas así”, o “hoy mi vida está difícil”, puedes dar cabida al cambio, a vislumbrar un futuro mejor y a buscar una solución.
  5. ¿Cuántas expectativas me creo en lo que hago? Por ejemplo, si decides hacer un favor a un amigo, preparar una sorpresa a tu pareja o iniciar un proyecto, pregúntate si lo haces disfrutando del proceso o poniendo el foco de tu felicidad en lo que consigas con ello, en el resultado final. Piensa que cuanto mayor es la expectativa, mayor la frustración.

5 preguntas para asumir responsabilidad y compromiso hacia el futuro:

  1. ¿Qué voy a hacer a partir de hoy cuando me sienta triste, asustado/a o enfadado/a? Prueba algo que creas que te puede ayudar a mejorar tu forma de vivir estas emociones y a gestionarlas mejor. Determina una acción, un cómo y cuándo, y asegúrate de cumplirlo y de analizar a posteriori si esa acción te ha sido útil.
  2. ¿Qué historia quiero contarme a partir de ahora cuando me sucedan cosas? Piensa en historias que te inspiran, a partir de tus creencias y valores. Los cuentos son muy buenos para ayudarnos en momentos así. Aquí te dejo unas historias positivas por si te sirven de inspiración.
  3. ¿Qué papel quiero tener a partir de ahora en lo que me suceda? Tú puedes elegir ser víctima o responsable activo de tu vida, y esa decisión marcará en gran medida tus futuros acontecimientos. Aquí te dejo el enlace al documental “¿Y tú qué sabes?” donde podrás entender hasta qué punto tienes influencia en tu vida, si lo crees.
  4. ¿Qué quiero afirmar a partir de ahora cuando me suceda algo que me haga sentir mal? Puedes establecer frases positivas que te ayuden, como por ejemplo, frases de alguien que te hayan inspirado (de citas célebres, por ejemplo, aquí tienes muchas) o de tu propia cosecha, que seguro que tienes alguna o puedes inventarla para motivarte en momentos en que vayas a necesitarlo.
  5. ¿Qué expectativas quiero crearme hacia el futuro? La elección que hagas determinará mucho tu bienestar futuro. Si eliges no tener ninguna expectativa, es probable que tu frustración sea nula. Si eliges, por ejemplo, tener esperanza pero no expectativa, podrás empezar a conectar con tus sueños y proyectarlos al futuro, sin agarrarte a la necesidad de que se cumplan. La clave es si consigues estar feliz ya, o lo pospones a tener resultados concretos.

¡Sé cual diamante y vence tus obstáculos para alcanzar tus sueños y perseverar en tu fortaleza y felicidad interiores, implacables e indestructibles!

 

LEE FILOCOACHING

Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto:
 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: