buy a ventolin inhaler online buy generic viagra online europe buy nizoral 1 shampoo online cost of viagra from gp average price of depo provera
Fotograma de la película Náufrago

Fotograma de la película Náufrago

Los niños de hoy son afortunados y desgraciados al mismo tiempo: la forma en que enfoquemos su educación determinará hacia dónde se incline la balanza. Por un lado tienen una cantidad inmensa de recursos y fuentes de conocimiento, y por otro, al no tener que hacer ningún esfuerzo para adquirir esa información, se hace más difícil que de forma natural desarrollen habilidades para encontrar por sí mismos las ideas, los recursos o sacar conclusiones de la experiencia. Antes de que el niño viva las experiencias, ya las está viendo en las series de televisión, en Internet… el conocimiento teórico se le adelanta al práctico, y eso le lleva a tener muchas teorías sobre mil temas de los cuales ni siquiera ha vivido nada experimentalmente.

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe.” Eric Hoffer (filósofo y escritor americano)

Por eso hoy, más que nunca, se hace necesaria la educación en competencias transversales, aquellas habilidades que nos permiten gestionar y procesar el resto de habilidades y conocimientos. Y esto no sólo se aplica a los niños, sino también a los adultos. Todos necesitamos recursos para seguir aprendiendo, pues de lo contrario nuestro cerebro se atrofiaría y nuestras nuevas experiencias vitales serían irrelevantes, porque estaríamos cerrados a aprender algo de ellas y por tanto perderíamos la neuroplasticidad que nos permite seguir aprendiendo y evolucionando toda la vida.

“No es lo mismo aprender filosofía que aprender a filosofar” Kant

Hay una serie de habilidades asociadas a la capacidad de aprender en sí misma, algo que es esencial para estar constantemente abiertos a nuevas situaciones, desafíos, experiencias… Así como en educación se habla de competencias transversales, en el ámbito empresarial se diferencia entre hard skills, habilidades más asociadas a la lógica y el cociente intelectual convencional, y las soft skills o habilidades blandas, que son cada vez más valoradas en el mundo profesional.

Aquí pongo algunas que considero importantes, pero hay muchas más:

  1. Visión global. Nos permite comprender algo en el contexto de todo un conjunto al que pertenece.
  2. Sentido crítico. Gracias a él podemos mantener la independencia de pensamiento, y la capacidad de superarnos a nosotros mismos con la auto-crítica.
  3. Cambio de perspectiva. Permite que cuando tenemos un problema, por ejemplo, no nos limitemos a verlo desde un punto de vista, sino que seamos capaces de enfocarlo de maneras distintas para poder resolverlo.
  4. Curiosidad. Nos mantiene despiertos y atentos a informaciones nuevas que nos llegan.
  5. Creatividad. Es una habilidad necesaria para poder transformar la información que recibimos y conectarla entre sí a favor de un objetivo o una necesidad.
  6. Auto-gestión emocional. Nos ayuda a comprender las emociones que tenemos, y a emplearlas a nuestro favor, evitando que se pongan en nuestra contra o de los demás.
  7. Intuición. Abre nuevas rutas en nuestro cerebro, ayudándonos a explorar caminos que la razón no entiende, pero que se complementan y enriquecen con sus adquisiciones.
  8. Observación y escucha. Esta habilidad te permite mirar lo que sucede sin filtros de tus ideas pre-concebidas, de manera que puedas incorporar algo nuevo, en lugar de simplemente reafirmar lo que ya crees, o rechazar aquello que no encaja con lo que crees.
  9. Toma de decisiones. Por muchas habilidades que tengamos y conocimientos acumulados, si no sabemos utilizar nuestra libertad y elegir y renunciar, será como si tuviéramos un barco maravilloso pero nunca zarpáramos: una inutilidad absoluta. Además, la única manera de aprender a ser libre es ejercer la libertad, como pasa con todo, que solamente se aprende practicando y equivocándonos.
  10. Humildad. Ya lo decía Sócrates, que es el principio del saber, porque sin ella, creemos que sabemos todo y por tanto estamos cerrados.
  11. Empatía. Nos permite comprender las necesidades y emociones de los demás, lo que facilita la coordinación y cooperación entre las personas, el trabajo en equipo y la ayuda mutua. Es positiva para salir de nuestros problemas y ver más allá de uno mismo.
  12. Motivación intrínseca. Es la capacidad de impulsarnos desde dentro, siendo capaces de conectar con nuestros valores y pasión interiores, y estar animados aunque todo a nuestro alrededor sea dificultad. La motivación intrínseca se opone a la extrínseca, que se refiere a los premios de fuera para seguir motivados ante un proyecto, acción o situación.
  13. Adaptación al cambio. Decía Darwin que es la base de la evolución y la supervivencia, porque nos permite evolucionar, salir de nuestra rigidez y poder crecer y seguir aprendiendo.
  14. Trabajar bien bajo presión. Esta habilidad es muy útil, porque como en la vida no siempre podemos controlar lo que nos sucede, ser capaces de mantener una estabilidad emocional y un rendimiento alto independientemente de la presión exterior creo que es muy valioso.

¿Qué consideras que es más importante, aprender muchas cosas o aprender a aprender? El caso de la isla desierta

Imaginemos que hay dos personas: el primero tiene mucha información y acumulación de cultura – le llamaremos Mr Wikipedia – y se va a una isla desierta con el segundo, que tiene capacidad para aprender y poca cultura – le llamaremos Mr Bob Esponja. La pregunta es, ¿cómo se las arreglarán para sobrevivir en la isla? Supongamos que necesitan montar una cabaña, ¿qué ocurrirá? ¿cómo se manejarán? Mr Wikipedia sabrá hacerlo bien si coincide que justamente ha leído y conoce cómo hacer cabañas, así que existe la posibilidad de que se maneje muy bien, o que se maneje fatal, en caso de que nunca leyese nada sobre ese tema en concreto.

¿Qué ocurre con Mr Bob Esponja? Tiene capacidad para absorber nuevos conocimientos y experiencias y aprender deprisa, pero poca información acumulada por el momento. Por tanto, sabemos que no conoce la teoría de cómo montar una cabaña, pero probablemente sus habilidades le permitirán pensar cómo hacerlo.

Conclusión: ¿es mejor aprender o es mejor aprender a aprender? Según este ejemplo, está claro que cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. La manera más eficiente es aprovechar lo que cada uno aporta y trabajar en equipo.

Por tanto, te invito a que te plantees la posibilidad de trabajar en equipo contigo mismo, y que desarrolles dentro de ti las dos capacidades: el conocimiento y la habilidad de adquirir más conocimiento.

¡Desarrolla cada día más recursos y toma las circunstancias adversas como oportunidades para entrenarte para la vida! De todo se aprende, si estás con los ojos abiertos y la actitud necesaria! Y recuerda que el conocimiento será tu aliado siempre y cuando no sea un conocimiento que te ciegue a más conocimiento, sino que te abra las puertas a más riqueza, más sabiduría, más curiosidad y más vida.

Tagged with →  
Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto:
 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: