caja-filocoaching-bienestar-corporal

Cada vez más empresas integran el Corporate Wellness, es decir, el bienestar corporativo como una forma de entender las organizaciones y el trabajo, dado que recientes investigaciones han venido a demostrar que la productividad está muy conectada con el bienestar físico y mental, y por tanto, tiene sentido, más allá del valor personal que pueda tener, invertir en la calidad de vida de los trabajadores. Asimismo, en el ámbito personal muchas veces se nos olvida cuán importante es nuestro estado físico – y no sólo el mental – para trabajar bien, rendir bien y poder mantener una vida normal sin dificultades.

Hoy, para ello, quiero proponerte un sencillo ejercicio para que tomes consciencia de tu bienestar corporal, de tu nivel de tensión y relajación y la postura que tienes. Tomar consciencia de ello te ayudará a que puedas hacer algo para mejorarlo si es que es necesario. Te invito a que lo practiques mientras lees o escuchas el podcast, y también te propongo que si te es útil lo incorpores como un hábito a tu día a día, para recordarlo de vez en cuando y parar a escucharte más, escuchar tu cuerpo.

  1. Quédate quieto/a, con la postura exacta que estuvieras cuando hayas leído esto, sin cambiarla para el ejercicio. Esto es fundamental porque se trata de ser conscientes de dónde estamos, y si nos adelantamos a ir a donde queremos estar en vez de primero aceptar y tomar nota de la situación actual, difícilmente aprenderemos y mejoraremos.
  2. Observa y pregúntate:
    1. ¿Cómo está mi cabeza, mi cara? ¿Está tensa mi mandíbula? ¿La frente está arrugada? ¿El cuello está forzando la postura?
    2. ¿Cómo es el resto de mi postura corporal? ¿Tengo los brazos y las manos relajadas? ¿Cómo están mis piernas y mi espalda? ¿Me siento cómoda/o en la posición que estoy?
    3. ¿Qué tal es mi respiración? ¿Profunda o superficial?
  3. Cambia tu postura, tu expresión facial, tu respiración y lo que necesites cambiar para sentirte mejor y reducir la tensión. Si no sabes cómo hacerlo, puedes hacer ejercicios de respiración, meditaciones guiadas o hacer ejercicio para liberar tensiones. Si tienes poco tiempo para grandes actividades, dedicar un simple minuto a respirar profundamente, expirar e inspirar con tiempo y tranquilidad y tomando consciencia de tu cuerpo, te puede ayudar mucho a relajarte, y esto beneficiará tu estado físico y tu productividad.

Lo ideal es que esto lo practiques a modo de chequeo varias veces al día, al menos dos o tres. Esto al principio no te saldrá natural, como todo aprendizaje que integramos, por eso te recomiendo que empieces por ponerte alarmas en el móvil, Outlook o cualquier dispositivo o herramienta para ayudarte a recordarlo. Más tarde, cuando ya hayan pasado días o semanas, verás que has cogido el hábito de escuchar tu cuerpo y tu postura se ha corregido mucho, así como tu respiración y el nivel de tensión. Como consecuencia, mejorará tu bienestar corporal y verás los resultados. ¡Espero que nos lo cuentes, pues será de gran ayuda tu experiencia práctica!

¡ESCUCHA EL PODCAST!

Al inicio de este artículo encontrarás el audio del Podcast de la Caja de Herramientas de Filocoaching, una sección que se emite a diario en Capital Radio, dirigida por Luis Blanco y con la coach Beatriz Ariza, autora de este blog, como invitada (también puedes escuchar el Podcast y suscribirte en esta web, en iTunes y en iVoox)

¡DIFUNDE EN LAS REDES SOCIALES SI CREES QUE ESTE ARTÍCULO HA MERECIDO LA PENA! MUCHAS GRACIAS

Tagged with →  
Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: