sencillez filosofia coaching

¿Vivir una vida sencilla o conocer las complejidades de todo? ¿La Filosofía nos lleva a la sencillez o nos complica la existencia?

Diógenes de Sínope fue un filósofo griego discípulo de Antístenes, que era el pupilo más antiguo de Sócrates. De la filosofía socrática emanaron una gran variedad de escuelas aparte de la filosofía platónica, como es el caso de la corriente cínica, de la que no sabemos más porque no se conservan escritos, aunque por suerte nos ha quedado el libro de Diógenes Laercio, un historiador del siglo III d.C. que menciona diferentes anécdotas de la vida de varios filósofos, así como reflexiones y pensamientos de éstos. Aquí podéis leer la obra de Diógenes Laercio “Vida, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres”

A pesar de su carácter transgresor y de haber llevado al extremo su pensamiento, Diógenes el Cínico nos puede enseñar mucho sobre la sencillez y el desapego, así como sobre su coherencia entre la filosofía que tenía y la vida real que llevó. Os dejo con algunos fragmentos destacables de la obra mencionada anteriormente:

A uno que decía que era inepto para la filosofía, le dijo: “pues, ¿por qué vives, si no piensas en vivir bien?”.

A uno que menospreciaba a su padre le dijo: “¿No tienes vergüenza de menospreciar a aquél por quien tú eres tan sabio?”

Cuando le preguntaron qué había ganado de la Filosofía, dijo: “cuando no otra cosa, a lo menos he sacado el estar prevenido a toda fortuna”.

Reprendía a los que alaban a los justos porque desprecian el dinero, pero imitan a los adinerados”.

La sencillez se puede aplicar en nuestro día a día no solamente con una sencillez exterior, sino también con la interior. Hablaré de ambas a partir de un texto de Thoreau, llamado Walden, que es una obra autobiográfica que escribió este pensador a petición de la gente de su época, porque como experimento personal se fue dos años solo a una cabaña en la montaña, y después volvió a su vida en la ciudad. Aquí os dejo un fragmento de la obra, que encontraréis completa en este enlace de un pdf descargable de Walden.

La mayor parte de los lujos, o las llamadas comodidades de la vida, no son solamente innecesarios, sino también impedimentos para la elevación de la humanidad. En lo que se refiere a los lujos y comodidades de la vida, diré que los más sabios siempre han vivido vidas más simples y pobres que las vidas de los mismos pobres.

Nadie puede ser un observador sabio e imparcial de la raza humana si no se encuentra en la ventajosa posición de lo que deberíamos llamar pobreza voluntaria. El fruto de una vida lujosa es el lujo, ya sea en agricultura, comercio, literatura o arte. Hoy en día tenemos profesores de filosofía, pero no filósofos. Sin embargo, enseñarla es admirable porque en un tiempo también lo fue vivirla. Ser un filósofo no consiste en tener pensamientos sutiles meramente, ni en fundar una escuela, sino en amar la sabiduría tanto como para vivirla de acuerdo con sus dictados, para llevar una vida de simplicidad, independencia, magnanimidad y confianza. Consiste en resolver no sólo teóricamente algunos problemas de la vida, sino también prácticamente.

La sencillez no es necesariamente, bajo mi punto de vista, dejarlo todo y quedarse con nada, reducir la vida hasta el extremo, sino sobre todo ser dueños de nosotros mismos, teniendo un auto-dominio que nos haga capaces de vivir libre y responsablemente, más allá de lo que podamos tener, hacer, pensar, comprender, decir…

“La riqueza de un hombre se mide por la cantidad de cosas de las que puede privarse” Henry Thoreau

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES A…

Jesús Ranchal Sirvent, por aportar una vez más su fantástica locución al Pozo de Tales.

RECOMENDACIONES

  • Vida, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres, de Diógenes Laercio
  • Walden, de Henry Thoreau
  • Película “Siete años en el Tibet”

CRÉDITOS MUSICALES DEL PODCAST EL POZO DE TALES (música libre de derechos extraída de Musopen.org)

  • Canción “Me gusta la gente simple” de Facundo Cabral
  • Dos leyendas, segunda parte de la Predicación a los pájaros de san Francisco de Asís, de Franz Liszt
  • Sonatina in C, Op. 36 no. 1, de Muzio Clementi
  • Sonata para piano a cuatro manos en C mayor, por W.A.Mozart
  • Semper Fidelis, de John Philip Sousa
  • Danza Húngara para piano a cuatro manos, de Brahms

OTROS CRÉDITOS:

¡COMENTA Y COMPARTE SI CREES QUE ESTE ARTÍCULO Y AUDIO HAN MERECIDO LA PENA! MUCHAS GRACIAS :D

Tagged with →  
Share →

2 Responses to De la vida sencilla interior y exterior

  1. Muy interesante el planteo filosófico para pensar y actuar en la vida cotidiana de manera sencilla, sin tanta complejidad como la realidad es desde el punto de vista que también valoro como lo plantea E. Morín…

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: