empatia-no-es-proyectar

A todos nos ha pasado que estamos escuchando a un amigo que nos cuenta un problema, y sin querer nos acordamos de algo similar que nos ocurrió en el pasado. Proyectamos a menudo nuestras propias ideas y experiencias en los demás. Esto no tiene nada que ver con la empatía, empatía no es proyectar, de hecho son concurrentes, aunque puedan enriquecerse mutuamente como habilidades, si aprendemos a no usarlas al mismo tiempo ni para todo.

  • Empatía no es escuchar a tu amigo hablando de su jefe, y pensar en tu jefe.
  • Empatía no es pensar en tu amigo que vive en Londres, y sentir tristeza por él, porque tú cuando fuiste a Londres lo pasaste mal.
  • Empatía no es deducir lo que está viviendo una persona, de forma racional

¿Qué diferencias hay entre proyectar y empatizar?

  • La empatía es algo emocional, mientras que las proyecciones son mentales.
  • La empatía consiste en activar las neuronas espejo, las proyecciones se crean deduciendo y asociando ideas abstractas.
  • La empatía consiste en sentir CON el otro, mientras que proyectar es tratar de pensar POR el otro, o pensar en el otro.

Ojo, el hecho de que sientas una emoción por alguien cuando le escuchas, no implica que estés conectando emocionalmente con el otro. Puedes estar conectado emocionalmente con tu propio pensamiento, prejuicio o deducción.

Por ejemplo, puede que tu amigo te hable de tu jefe y te dé pena, sientas pena real. La pregunta es si la emoción que sientes ha sido originada por una acción del otro, o por tus propios pensamientos.

Si uno no confía en sus emociones e intenta usar la lógica para todo, es probable que haya cogido el mal hábito de intentar emplear la habilidad de deducción o la de asociación (métodos lógicos) cuando escucha a otra persona.

A no ser que tengas dificultades para empatizar, la mayoría de las personas tienen esa habilidad innata. Se desarrolla conforme la utilizamos, y cuanto más conocemos a la persona con la que empatizamos. También se puede atrofiar la habilidad por falta de uso, pues si cada oportunidad que uno tiene de ejercerla, emplea la proyección, es fácil que se apague.

No podrás desarrollar empatía si no la trabajas, si no confías y te dejas guiar por lo que sientes cuando estás delante de otra persona.

La diferencia explicada por el famoso experto en Inteligencia Emocional

El psicólogo norteamericano Daniel Goleman, tan conocido por haber promovido el concepto de “inteligencia emocional”, escribe en su libro Inteligencia Social:

“Hay quienes sostienen que cada acto de empatía conlleva una forma sutil de proyección, porque el hecho de sintonizar con alguien provoca en nosotros sentimientos y pensamientos que fácil, aunque erróneamente, solemos atribuirles. El reto consiste en discernir las proyecciones de la auténtica empatía. En la medida que uno sepa diferenciar los sentimientos internos que reflejan los sentimientos del otro de aquellos otros que proceden de su propia historia, puede registrar con más facilidad lo que siente el otro.”

(He sustituido la palabra “coach” por uno y la palabra “cliente” por el otro porque Goleman hace referencia a un caso expuesto sobre un terapeuta o coach, pero me interesa analizar este tema aplicado a cualquier conversación interpersonal).

Como dice Goleman, en la medida en que dejemos de deducir, podremos empezar a escuchar realmente al otro. Por supuesto que eso no quita que más tarde, tras la conversación, podamos analizar algún aspecto de manera racional, y considerar la analogía, las asociaciones o las deducciones para comprender mejor el mundo.

¿Emociones o razón?

No se trata de defender las emociones a ultranza, a costa del razonamiento lógico, ni de utilizar solo la lógica, descartando la vía emocional. Creo que la clave es elegir un momento para cada ámbito, y cuando estamos con la otra persona es el momento de apagar las teorías y escuchar al otro. Más tarde, tratar de conectar lo vivido con las reflexiones puede ayudarnos a integrar pensamientos y emociones y no vivir en dos realidades paralelas.

Como decía el maestro Carl Jung: “Conoce todas las teorías, domina todas las técnicas, pero al tocar un alma humana, sé simplemente otra alma humana”.

Empatía afectiva versus empatía cognitiva

Otros autores han diferenciado la empatía afectiva de la cognitiva, algo similar a la diferenciación que hemos citado anteriormente. Yo soy más partidaria de utilizar palabras diferentes, pues de alguna manera el pensamiento y los comportamientos se estructuran con nuestro lenguaje.

  • Empatía afectiva sería la capacidad de responder o ‘contagiarse’ de las emociones del otro.
  • Empatía cognitiva sería la capacidad de comprender el punto de vista del otro.

Trucos para desarrollar la empatía

  • Sincroniza tu respiración con la de la otra persona
  • Escucha su lenguaje no verbal y copia su postura con tu cuerpo
  • Repite en tu mente las palabras del otro
  • Relájate antes de escuchar, y deja tus ideas de lado mientras estás con el otro
  • No juzgues
  • Recuerda que el otro sabe algo que tú no sabes
  • Genera un entorno tranquilo para no distraerte
  • Mira a la persona a los ojos
  • No intentes acertar
  • Recuerda que escuchar es el mejor regalo, más que tus consejos
  • Ten paz interior para dejar entrar al otro

La empatía no es para todos los momentos

Cada momento necesita algo, y no siempre se trata de tener empatía. Por ejemplo, imagínate que siempre te contagiaras de lo que los demás sienten, y estuvieras todo el tiempo llorando y riendo sin ninguna estabilidad.

https://

  • La empatía no ayuda cuando necesitas estar bien tú, si quien tienes al lado no está bien tampoco.
  • Hay momentos de máxima concentración en que la empatía excesiva te puede debilitar.
  • Empatizar debe ir combinado con escucharse a uno mismo, las propias emociones y necesidades.
  • Después de escuchar empáticamente, podemos distanciarnos y analizar con visión global y aplicando la razón, qué pensamos de todo ello.

En fin, espero que estas reflexiones os hayan servido. Me encantará conocer vuestros puntos de vista y/o experiencias.

AUTORES MENCIONADOS EN EL PODCAST

  • Edith Stein
  • Daniel Goleman

LECTURA RECOMENDADA

  • Edith Stein, Sobre el problema de la Empatía
  • Daniel Goleman, Inteligencia Emocional

CRÉDITOS MUSICALES DEL PODCAST EL POZO DE TALES (música libre de derechos)

  • Semper Fidelis, de John Philip Sousa
  • Suite española Op. 47 Leyenda, de Albéniz
  • Rodrigo Leão, As Ilhas dos Açores
  • Enya, The Celts

PELÍCULAS

  • Del Revés
  • Zellig
Tagged with →  
Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: