2014 trae consigo una nueva oportunidad, la de volver a empezar, con ilusión, confianza y alegría. Porque la juventud es un estado del espíritu, y es la que nos permite crecer y aprender nuevamente

2014 trae consigo una nueva oportunidad, la de volver a empezar, con ilusión, confianza y alegría. Porque la juventud es un estado del espíritu, y es la que nos permite crecer y aprender constantemente

Hoy, a las 00:01, ya habrás dejado atrás este año. No es más que un calendario convencional que hemos inventado, pero nuestra mente tiene el poder, mediante todo un conjunto de rituales como tomar las uvas y felicitar el año, de convertir lo accesorio en importante, y de anclar dentro de nosotros un cambio, y poner el contador a cero. Recuerda que aquello que visualices y donde enfoques tu atención, estarás creando futuro. Hoy quiero invitarte a que realmente te des esa oportunidad, que pongas tu contador a cero y renueves aquello que quieres, aquello que eres y comiences a vivir de nuevo. Hoy te animo a que dejes atrás los prejuicios y no arrastres más los “fantasmas” del pasado, que te traen viejos miedos, experiencias negativas o desconfianzas. Te diría que apliques aquella sabia frase que dice “aprende la lección, pero olvida el error”. Llévate los aprendizajes, los amigos, los abrazos, los recuerdos que te valen la pena. Coge la gasolina emocional que te haya dado el 2013 y desecha todas las piedras que te están pesando demasiado.

¿Cómo vas a despedirte de 2013?

Te invito a que pares a observar tu año, como si de una película se tratase. Míralo, y despídelo al mismo tiempo. Es una película que se pasa una vez, y ya no se repite. Y después viene otra. Cuando hayas visto tu “película”, te recomiendo dar cuatro pasos:

  1. Agradece lo que has disfrutado. ¿De qué quieres dar las gracias? Agradecer es el primer paso para empezar a sentirse bien, y recobrar la armonía y la paz con nosotros mismos y todo lo que nos rodea. Seguro que hay cosas, personas, recuerdos, experiencias… de 2013 que quieres agradecer. Hazlo sin “peros”. Simplemente agradece y saca tu cara amable, tus ojos bien-pensados y la alegría agradecida y sin expectativas del niño o niña que habita aún dentro de ti.
  2. Aprende de lo que te ha costado. Seguro que habrá habido dificultades o momentos duros, pero lo más probable es que puedas sacar algo en positivo de ellos, algún aprendizaje sobre ti mism@, sobre la vida, sobre lo que quieres para tu futuro…
  3. Despídete de lo que quieras dejar atrás. Vacía de tu maleta aquello que está pesándote y no quieres seguir cargando: recuerdos que no te aportan felicidad ni aprendizaje alguno, pensamientos y hábitos que no quieres seguir teniendo, personas o cosas que no necesitas ni quieres seguir conservando.
  4. Llévate lo que quieras preservar. Haz la maleta con lo que quieras llevarte para 2014: recuerdos que te pueden ayudar como gasolina emocional, habilidades que puedes necesitar, aprendizajes que te puedan ser útiles, intenciones que quieres mantener, hábitos que quieres seguir teniendo…

¿Cómo vas a dar la bienvenida a 2014?

  1. Elige qué partes de ti quieres potenciar este año: ¿tu humor? ¿tu alegría? ¿tu inocencia? ¿tu inteligencia? ¿tu espíritu deportivo? Tienes el contador a cero para sacar esa parte de ti que aún puedes potenciar más. Quizá el pintor que llevas dentro, el poeta, el deportista… quizá la empresaria que hay dentro de ti, la bailarina, la divertida… Date la oportunidad de ser más tú todavía. Pon el contador a cero sobre tus propios prejuicios sobre ti mism@ y sobre lo que crees que los demás piensan o esperan de ti. Sé más feliz, más libre, más tú.
  2. Concreta cosas que quieres hacer más este año, y las que quieres decir y las que quieres experimentar. ¿Ir en bicicleta? ¿Apuntarte a un coro? ¿Ser más solidario? ¿Escuchar más a tus hijos? ¿Disfrutar de las pequeñas cosas?…
  3. Si quieres hacer todo un plan de propósitos para 2014, puedes leer mi reportaje que saldrá este mes de enero en la Revista Psicología Práctica, disponible en kioskos. Allí encontrarás muchos consejos prácticos para sacar partido de este momento tan especial de año nuevo.

¡Feliz año 2014! Ojalá te traiga abundancia y felicidad! ¡Ojalá dentro de un año, el 31 de diciembre de 2014, puedas decir que tienes mucho que agradecer, muchas cosas aprendidas y que tienes ganas de jugar otra ronda más!

Buena nochevieja para ti y los tuyos, y el año que viene seguiremos aquí, en Filocoaching, con la ilusión y el cariño de siempre,

Beatriz.

Share →

2 Responses to Esta noche tu contador se pone a cero

  1. Roberto dice:

    Contador a cero, me gustó eso! Al igual que la síntesis sobre cómo despedir y recibir a los años (viejo y nuevo respectivamente). Beatriz, vayan mis buenos deseos desde este lado del charco para el 2014. Muchas gracias por tus aportes y, en todo lo que emprendas, ¡¡éxitos!!.

    • Muchas gracias, Roberto! Me alegra que te haya gustado la idea! También te mando mis mejores deseos de vuelta hacia tu lado del charco 😉 éxitos y mucha felicidad para ti! espero que nos sigamos encontrando en el 2014 por el maravilloso mundo de internetlandia :p a mí me alientan mucho los comentarios y el feedback de personas como tú para seguir trabajando con más ilusión y perseverancia! :) un abrazo!

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: