herramienta de coaching feedback

A menudo en el entorno empresarial – y también es aplicable a las relaciones familiares, por ejemplo en el trato con los hijos – cometemos el error de dar feedback solamente como forma de queja, bronca o petición de mejora, y el olvidamos los enormes beneficios que tiene el feedback positivo como herramienta de comunicación básica. No damos feedback tan a menudo para decir que la persona ha hecho bien su trabajo, ya que se supone que lo tiene que hacer bien, que es su deber. Pero dar feedback positivo y resaltar aquello que los colaboradores, proveedores, compañeros, etc. han hecho bien fomenta muchas cosas positivas:

  • Refuerza su autoestima, su motivación y como consecuencia su creatividad y rendimiento.
  • Mejora las relaciones interpersonales
  • Da más valor al feedback negativo, cuando hay que darlo, y facilita que la persona se abra a escucharlo

En general, también tenemos otros prejuicios contra el feedback positivo, y uno de ellos viene del clásico error que consiste en llevar a la práctica de una forma poco auténtica la famosa técnica del “sandwich” a la hora de dar feedback: primero decimos algo positivo, luego algo negativo, y al final volvemos a decir algo positivo. El problema de esta herramienta es que muchas veces resulta poco creíble, porque la persona siente que solo estamos diciéndole algo positivo como forma de suavizar la bronca. Estamos instrumentalizando el feedback positivo para poder dar el negativo, cuando en realidad el feedback positivo debería tener valor en sí mismo y ser auténtico: ser fruto de un interés real por las personas, su motivación y su desarrollo del talento.

Tagged with →  
Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: