price of zyrtec at rite aid cost of ceftin 250 mg methotrexate & misoprostol mtx cost can you buy finasteride over counter where to buy viagra over the counter in uk
La tradición catalana de los Castellers me parece muy ejemplar del trabajo en equipo

La tradición catalana de los Castellers me parece muy ejemplar del trabajo en equipo

Querer agradar y hacer felices a los demás son en principio cualidades positivas, sin embargo, como todo, llevados al extremo, se convierten en enemigos de nuestra felicidad propia y, al final, también de la de los demás. Cuando complacemos a costa de nosotros mismos, estamos hipotecando el favor que hacemos, porque van a tener que pagar su coste a largo plazo, y más especialmente cuanto más íntima sea la persona a la que buscamos complacer. (Puedes leer más sobre esto en el artículo: Autoestima no es egoísmo, ni complacencia es generosidad)

Pero también, en el otro extremo, hay personas que velan solamente por su interés, que se olvidan de los demás y sus necesidades, y que no tienen consciencia de pertenencia a un grupo, ya sea en los equipos de trabajo, en la familia, en la comunidad de vecinos, en el barrio… La educación tradicional exaltó, a mi modo de ver demasiado, la importancia del grupo a costa de la identidad y libertad individual, y en los últimos tiempos pienso que a menudo nos hemos ido al extremo opuesto, sobrevalorando la libertad individual a costa del civismo y la solidaridad.

Cada día tengo más claro que si queremos salir de esta crisis en que estamos inmersos, necesitamos cambiar la mentalidad competitiva que tenemos por un paradigma basado en cooperar y ayudarnos unos a otros, aportando cada uno su valor diferencial, desde la idea de que sumando nuestras fuerzas, podremos ganar todos y ganar mejor

En todas nuestras relaciones, ya sean personales, sociales o laborales, siempre hay algo que se puede ganar o perder en las dos partes, en una mayor o menor medida. Por ejemplo, cuando pedimos un favor a un amigo, ayudamos a un vecino, hacemos los deberes con nuestro hijo, contratamos un servicio, compramos el pan, tomamos un café con un socio, distribuimos las tareas familiares… en todas esas interacciones personales las dos partes dan o reciben algo. Y si partimos del principio de que cuando uno gana, los demás no tienen por qué perder y viceversa, podremos establecer acuerdos, relaciones y alianzas más equitativas, solidarias y sostenibles en el tiempo.

“Hay dos formas de entender la sociedad: como un juego de suma cero o como un juego de suma positiva. Se entiende por juego de suma cero aquel tipo de relación humana en la que, para que alguien gane, otro tiene que perder.” Leonardo Polo, filósofo (fragmento de su ensayo “Quién es el hombre“)

Stephen Covey, uno de los autores más leídos en el mundo de la autoayuda, destaca la importancia del yo gano-tú ganas en su famosa obra “Los 7 hábitos de la gente altamente eficiente“. El hábito cuarto es precisamente Pensar win-win, y se basa en la idea de que el bien común es posible, y compatible con los intereses individuales.

7 habitos

En técnicas de negociación se diferencian cuatro tipos de acuerdo:

  • Lose-win: yo pierdo y tú ganas
  • Win-loose: yo gano y tú pierdes
  • Loose-loose: ambos perdemos
  • Win-win: ambos ganamos

Creo que aplicar estas habilidades de la negociación en nuestro día a día puede ser muy beneficioso, y para ello es fundamental tener claras las premisas del win-win y al mismo tiempo entrenar la habilidad de la asertividad.

¿Cuáles son los enemigos del ganar-ganar?

  • Competir. Enfocándola como auto-superación puede convertirse en impulso de crecimiento, pero si se plantea en términos de ganar a otros en un juego de suma cero, dificulta crear  relaciones en que todos ganen. Por supuesto que hay momentos para todo, y hay juegos como el ajedrez o circunstancias de la vida que requerirán de un podium y diferentes resultados, pero si esto se convierte en regla, puede se perjudicial para nuestras relaciones de pareja, de trabajo, de familia, de comunidad…
  • Comparar. No se puede medir el éxito, ni la belleza, ni la felicidad. Por mucho que tratemos de establecer criterios de medición, no lo conseguiremos, y además estaremos gastando nuestras energías en algo de fuera en vez de enfocarnos en lo que está en nuestra mano: uno mismo.
  • Complacer. Pretender agradar a toda costa puede hacernos olvidar la importancia de cuidar de nosotros mismos, complacernos y hacernos sentir bien. A corto plazo podemos resistir y volcarnos en los demás y sus necesidades, pero al final acabamos por ser infelices, y por ende, hacer infelices a los que nos quieren, además de convertirnos en ineficientes a consecuencia de nuestra falta de bienestar. Por tanto, el primer paso para ayudar a quien sea es primero ayudarnos a nosotros mismos.

Pero cabe aclarar que igualdad y equidad no son lo mismo. Cada persona tiene sus necesidades y cualidades, y por eso no se trata de dar a todos lo mismo para asegurarnos de que todos ganen, sino de que cada uno se beneficie a su modo personal y libre, y que todos puedan sentir que ganan conforme a lo que cada uno quiere, escuchando las necesidades de todos, y tratando de establecer alianzas basadas en la asertividad, la honestidad, la solidaridad y el respeto mutuo.

Tagged with →  
Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto:
 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: