minimalismo-productividad

Por irónico que parezca, muchas veces, cuantas más cosas hacemos, más tiempo tenemos y mejor rendimos. Como dice el proverbio chino, “si quieres pedir un favor, pídeselo a una persona ocupada”. Por eso os propongo las tareas comprimidas, una herramienta de coaching para aplicar el minimalismo de la productividad. Esto lo he basado en la Ley Parkinson, que viene de un británico con el mismo nombre. Lo que se extrae de esta ley es que cuanto más expandimos el trabajo, más ocuparemos ese lapso de tiempo. No quiero proponer aquí que uno se estrese, sino todo lo contrario. El tiempo se dilata cuando no lo llenamos, pero eso no significa que haya que llenarlo de trabajo duro y desagradable, sino de eficiencia y minimalismo aplicados a cualquier actividad que realicemos, incluso hacer deporte, pasear, conversar con la pareja, leer un buen libro o todo lo que queramos hacer.

Para ello, pregúntate esta pregunta poderosa de coaching: ¿qué es importante de esto que estoy haciendo?

También te recomiendo la técnica Pomodoro, que es muy útil para aprovechar la jornada laboral, rendir y ser productiv@s. ¿Has leído “La semana laboral de cuatro horas” de Tim Ferris? Es un buen referente de estas ideas llevadas a la práctica.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DIFUNDE EN LAS REDES SOCIALES SI CREES QUE ESTE ARTÍCULO HA MERECIDO LA PENA! MUCHAS GRACIAS

Tagged with →  
Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: