caja-herramientas-coaching-quema-naves-fracaso-exito-filocoaching

Cuentan que Hernán Cortés, ante la conquista de México, cuando vio que su ejército estaba dudoso y asustado, decidió quemar sus naves para que no tuvieran marcha atrás.

Hoy pensaba en los jugadores de la Roja que se preparan para el Mundial. Y también en muchas situaciones análogas de nuestro día a día donde es muy fácil que uno tenga pensamientos del tipo “podía haberme preparado mejor”. Puede ser que antes de una reunión, pienses que podías haberla preparado mejor, que podías haber dormido más, que podías haber tenido más ventas… “podía haber”, “podía haber”, pero cuando estés delante de la batalla, no es momento de aprender, sino de emprender.

Hay momentos en que es preciso hacer un salto de fe aun cuando todos los datos te indican que es difícil. “Alea jacta est”, la suerte está echada, como dijo Julio César. ¡Quema las naves! Es el momento de darlo todo, de hacer holín, echar un órdago, jugártelo todo, poner toda la carne en el asador. Porque cuando piensas en el plan B, te distraes del que estás acometiendo; y cuando luchas a medio gas, pensando que si no tendrás otra opción, te debilitas.

“Son más numerosos los que desisten que los que fracasan”

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DIFUNDE EN LAS REDES SOCIALES SI CREES QUE ESTE ARTÍCULO HA MERECIDO LA PENA! MUCHAS GRACIAS

 

Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto: