cost of generic accutane without insurance can you buy nitroglycerin cream over the counter what is the retail price of nexium can you buy cialis in canada buy aciclovir tablets in the uk
Igual que eliges qué alimentos te sientan mejor al cuerpo, elige aquellos pensamientos, conversaciones y personas que te ayuden más como persona. ¡Llena tu día a día de una dieta mental acorde con tus metas y tu felicidad personal!

Igual que eliges qué alimentos te sientan mejor al cuerpo, elige aquellos pensamientos, conversaciones y personas que te ayuden más como persona. ¡Llena tu día a día de una dieta mental acorde con tus metas y tu felicidad personal! Foto: CC Licencia de Atribución zigiella

Nos cuidamos mucho de comer sano, y cada vez son más los conocimientos que tenemos y los productos que nos oferta el mercado para tener una alimentación equilibrada. Sin embargo, te invito a preguntarte: ¿cuidas tu mente también? ¿conoces lo que te ayuda a sentirte bien y lo que te hace estar peor? ¿sabes cómo recuperar la energía cuando te falta, y eres consciente de las conversaciones, personas, libros, series, actividades… que te ayudan a sacar lo mejor de ti, o aquellas que por el contrario te hacen daño, te debilitan, alimentan partes de ti que estás trabajando por cambiar…? Puedes cambiar la dieta de tu mente: puedes empezar a leer libros que te hagan más feliz, a estar con personas que te hagan sacar lo mejor de ti, a escuchar canciones más alegres, y a tener conversaciones que te enriquezcan como persona. Puedes dedicar más tiempo a ver documentales que te den más herramientas para vivir una vida mejor, y puedes añadir a tu smartphone aplicaciones que te ayuden a consolidar tus objetivos, tener mejor humor o ser más productivo.

  • GESTIONA TUS PENSAMIENTOS. Se calcula que tenemos unos 60.000 pensamientos al día, es decir, conversaciones con nosotros mismos. Lo más sorprendente es que la mayoría son los mismos todos los días. La manera de que cambien es ampliar perspectivas, enriqueciendo a la mente con nueva información, nuevas experiencias y nuevas elecciones. A PARTIR DE HOY, TE INVITO A QUE TE AUTO-OBSERVES Y TE FIJES EN QUÉ PENSAMIENTOS CULTIVAS. SI NO TE GUSTA LO QUE TE ENCUENTRAS, EMPIEZA A CAMBIARLO. Eso sí, recuerda que no será de un día para otro, pues es cuestión de hábitos.
  • ELIGE Y TOMA RESPONSABILIDAD DE TUS CONVERSACIONES CON OTRAS PERSONAS. Cada vez que te ríes, expresas emociones o escuchas a alguien querido, alimentas unas rutas en tu mente diferentes a cuando hablas de generalidades, o cuando te quejas o escuchas quejas de otros. Según tus prioridades en la vida y la persona que quieras ser, elige qué charlas te aportan y cuáles no, en la dirección de tus metas. Esto es extensible a chats como el whatsapp o a conversaciones en Twitter o por teléfono.
  • RE-DEFINE TUS NOCHES, tus canales de televisión, tus series favoritas, tus planes de fin de semana… Recuerda que vives la vida que quieres, y te convertirás en la suma de elecciones que tomes. Si optas por películas con unos determinados contenidos, planes de un tipo o de otro, cada vez serás más similar a tus planes, tus series, tus programas de televisión.

“El fin de tener una mente abierta, como el de una boca abierta, es llenarla con algo valioso.” Chesterton

Para terminar voy a poner un ejemplo personal de una experiencia que he tenido recientemente, que es subjetivo porque cada uno lo verá a su manera: recientemente me enganché a la serie Aida, y como tiene tantas temporadas, seguí viéndola un tiempo continuado, hasta que el otro día me di cuenta de que de algún modo acababa alterando mis criterios, y hacía que se distorsionasen mis valores incluso. Es una serie divertidísima y tiene grandes diálogos y actores, y mucha crítica y retratos de la sociedad española, sin embargo, toda la trama consiste en relatar picarescas de personas sin aficiones que se insultan, se faltan al respeto y se mienten como mecánica general. Así que, una cosa es verla puntualmente y otra que se convierta en el habitual de serie después de cenar. A mí personalmente me afecta mucho aquello que veo, y creo que es común que pase: acabamos por ver las cosas de otra manera, y eso es estupendo a pequeñas dosis para abrir perspectivas, pero en exceso, si va en la línea contraria de nuestras preferencias, inquietudes y valores, es un sinsentido, pues acabamos creyendo lo que vivimos, y al ver la televisión también estamos viviendo, pues nuestro cerebro no diferencia entre lo que experimenta realmente y aquello que visualiza.

Al final, igual que con la comida, cada uno sabe dónde está el límite entre la riqueza de la variedad y el valor de elegir lo mejor y más sano para cada uno. Lo más importante es ser conscientes de qué hacemos y elegir qué es lo que queremos seguir haciendo y qué no, en lo que se refiere a cultivar y alimentar nuestra mente.

¿De qué alimentas a diario tu mente? ¿A qué temas dedicas tu tiempo? ¿Qué información entra por tus ojos, tus oídos?

¿Qué quieres hacer a partir de ahora? ¿Cómo lo vas a hacer? ¿Cuál va a ser tu primer paso?

Otras entradas similares:

Los pensamientos, como las canciones, se pegan

Tagged with →  
Share →

¿Qué te parece? ¡Deja tu comentario!

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers:

A %d blogueros les gusta esto:
 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: